"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

martes, 2 de agosto de 2011

Reynaldo Peralta





Mi querido ahijado, recién hoy tuve tiempo de leer con mucha tranquilidad tu relato sobre el Mono -tu querido Papá y mi adorado amigo - amigos por más de 50 años, no es poca cosa ¿no?. Muchas de las cosas que él dejo en vos, también quedaron en mi. Es maravilloso y emocionante hasta las lágrimas que un hijo hable así de su Padre. Te quiero un montón Ale, un gran abrazo.









Este es el último mensaje que me dejaste, un día antes de tu partida.

Mágicamente nos habíamos reencontrado, yo sabía que estabas mal de salud, por lo que me alegre al leer en tu facebook que estabas mejor, que solo había sido un susto.

Cuando leí este mensaje sentí algo muy profundo, sentí que el libro que escribí sobre mi viejo había calado en vos, como caló en mi escribirlo y saber que mis palabras tocaron tu alma.

Horas más tarde me enteré de tu partida e instantáneamente sentí el cierre del ciclo. Estas últimas palabras que fueron tu despedida, y saber que el último libro que leíste fue escrito por mí me resulto muy fuerte, sentí que algo de mi energía había llegado a la tuya, y se estaba yendo con tu espíritu a fundirse con tu alma.

Yo me forme de tu energía, mi espíritu creció en tu esencia, en nuestro encuentro de almas crecimos y vos le diste cimiento a mi materia. Fuiste un referente aceptado, y lo que aceptamos lo creemos, y lo que creemos lo creamos.

Si vivo en una casa con jardín es por tu influencia. Por haber caminado por la quinta pisando el césped mojado tantas mañanas de verano.

Si en mi casa se respira el mejor aire de Buenos Aires, es porque lo respiré cada amanecer que compartimos en “EL ENCUENTO”

Si mi casa tiene pileta es porque vos siempre nos esperaste con el agua limpia de la tuya para que en ella encontremos el regocijo que necesitábamos, la contención que necesitábamos, y la distención.

Si mi casa tiene parrilla es porque disfrute de tus asados, aprendí de tus trucos, porque al igual que vos abro mi corazón para que todos disfruten un buen momento.

Si tengo moto es porque de chico disfrute recorrer el pueblo en la de Pepe, y ahora disfruto recorriéndolo con mi hija, y en cada paseo el obligado paso por la quinta.

Si además de todo esto vivo en General Rodriguez, es porque fui ahí donde aprendí a disfrutar de la naturaleza, de la simpleza de la gente de pueblo, de las noches llenas de estrellas.

Fuiste quien puso el pecho para quien lo necesitaba, como fuiste también el tipo bueno de corazón gigante que invitaba a todos a disfrutar la vida, a cagarse de risa.

Fuiste Quien me invitaba a pasar los veranos en su quinta, donde siempre la pase muy bien, disfrutando cada instante, cada día.

Recuerdo despertar en el galpón y al salir recibir el saludo de Rasputín, Brutus y Victoria. ¿No crees que será por eso que ahora tengo 3 perros?

Recuerdo llegar al quincho y verte sentado, tomando mate, leyendo el diario, y al encontrarme escucharte decirme “Que haces gordito, ¿dormiste bien?” con la ternura y el amor de padre, esencia siempre presente en tus abrazos y en tu mirada.

Vayan a la pileta !

Déjense de Hinchar las pelotas !

Más allá de las palabras, lo que en tu voz sonaba era el amor.

Imponías sin imponer.

Eras sin pretender.


Sentí y siento que tu energía ya está entre nosotros, que ya es parte del aire, del fuego. Que estas dentro del amor.

Sé que en mi cuerpo grabe características del tuyo.

Sé que también desde mi espíritu buscaré tu luz.


Has cumplido fielmente con tu misión en la tierra.

Fuiste padre de muchos, y padrino de todos.

Fuiste un perfecto representante de Dios.

Cumpliste con tu rol. Realizaste tu misión.

Descansa en la gloria que alcanzaste, en la gloria que te supiste ganar.

Ya nos necesito verte, aunque quizás cada tanto busque tus fotos.

Sé que ya estás en mi corazón porque así lo siento, porque te abrazo, porque te escucho, te escucho decirme “Gracias gordito” con una sonrisa traída del cielo, y con un abrazo digno de Dios.

Te veo sonriente, contento, te siento realizado. Diciéndonos: “Déjense de joder, vayan a la quinta a comer un asado.”

Vivirás en cada peceto que intentemos asar.

Vivirás en cada vino que descorchemos, en cada burbuja de champagne con el que brindemos en tu honor, cada vez que recordemos tu cuerpo y le demos gracias a tu alma por habernos acompañado.


A la memoria de:

Reynaldo Alberto Peralta
Mi Padrino

QEPD

Alejandro Flores
29 de Julio de 2011









Sintiendo que todo lo que diga es poco.
Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: