"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

martes, 28 de marzo de 2017

La música es un puente hacia Dios


Algunos autores tienen la cualidad de componer primero la música y luego escribir sobre ella la letra interpretando lo que la música les dice.

Otros comienzan por la letra para después musicalizarla. La música se compone de armonía, melodía y ritmo.

Yo no sé hacer eso aunque me encantaría tener esa capacidad. Creo que quien logra conmovernos tocando un instrumento musical tienen una capacidad superior, ya que la palabra requiere traducción, pero la música es un lenguaje universal.

Durante toda mi vida he tocado instrumentos, siempre lo hice de manera autodidacta y logre sentir placer al hacerlo aún cuando lo que tocaba solo sonaba agradable a mis oídos, no a los de los demás. Por eso disfruto de ver tocar a los músicos, ya que comprendo el placer que sienten al hacer cada uno lo suyo combinando sonidos de otros artistas.

Empecé a escribir esto tras poner la música que me acompaña habitualmente en mi espacio de meditación, quise entender lo que ella me decía, trate de buscarles palabras a sus acordes, pero no logre escribir nada, solo llegue a esta reflexión y a comprender que tal vez mi búsqueda parte desde mi intelecto, y que los artistas se conectan a la vibración de los sonidos por medio de su corazón, creo que la capacidad que debería desarrollar para alcanzar ese talento es esa, la de nadar en las vibraciones de la música hasta que ellas me den el mensaje que han venido a dejar, ese mensaje universal que a cada uno conmueve a su manera, hasta tanto suceda, si es que alguna vez alcanzo abrir ese canal, seguiré disfrutando de la música, ya que como dijo el Maestro Horacio Salgán, la música es un puente hacia Dios.


Ale Flores
26 de Marzo de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado

Altar de Fuego




Como hijo de Dios


Hoy estoy descalzo, mis pies están sobre la tierra.

Mi mente en calma, y desde la calma lleva paz a mi corazón.

Mis perras también descansan, están recostadas cerca de mi, me custodian y saben que yo también a ellas.

Todo está en calma, se respira calma.

Kika busca hacer de mis sandalias una almohada y quedarse dormida junto a mi.

Tres velas arden en mi altar de fuego, el humo de los sahumerios se deja seducir por una leve brisa que lo invita a caminar tumbo al oeste.

Kika ya se logró dormir, Conny lo hizo hace rato. Felicia me mira y se vuelve a recostar, ella lee mis pensamientos, escucha mis vibraciones.

Se termina la tinta de la lapicera con la que escribo, otra más de tantas que han pasado, tengo repuestos guardados, no me quedare sin escribir, no dejare de sacar las energías que vine a sacar.

He escrito muchos textos en este lugar, los escribo para limpiar mi mente e iluminar mi corazón.

Descalzo mis pies para descargar en la tierra energías que ya no me corresponden, y tomar de ella las que necesito para seguir.

Aquí todo es calma, y desde esta calma puedo soltar la baja estima, los miedos, las inseguridades que me alcanzan como a todo ser humano.

Cierro mis ojos, me quedo escuchando los pájaros, la música y la voz que me guía a fluir.

Sé que sin calma no hay paz, y sin paz no hay confianza, no hay estima, ni certeza.

Aquí recuerdo que YO SOY un hijo de Dios, que los asuntos terrenales son de la tierra, que YO SOY de la luz, que estoy de paso, y no existe el fracaso.

He vuelto a la paz desde la que fluye la energía que me mantiene vivo.

La energía que hace latir mi corazón.

La energía Real, ya que proviene del Reino del cual soy su heredero, como hijo de Dios.


Ale Flores
28 de Marzo de 2017
LA Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado

Altar de Fuego



Por no querer lastimar


Qué difícil es decirles a las personas que queremos cosas que pueden resultar chocantes, agresivas, y claro, lo que menos queremos es lastimarlos, buscamos sanar, ayudarlos a corregir, guiar, pero es difícil, a veces es difícil.

Muchas veces por cuidar las formas perdemos las formas, y cuando expresamos lo hacemos mal.

De todos modos todo llega en el momento y del modo perfectos, pero al tomar conciencia, ya que no queremos lastimar a nadie más.

Yo disfruto viendo felices a las personas que amo, y cuando alguien que quiero pierde el sentido de amar, busco ayudar del modo que me sea posible, aunque a veces me sucede que no encuentro las palabras, por no querer lastimar.


Ale Flores
24 de Marzo de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado

Altar de fuego





lunes, 27 de marzo de 2017

Algo de arte


Acabo de pasar los 1900 textos escritos y publicados en mi blog y en cada centenar me sorprendo, recuerdo cuando publique el texto Nº 100, cuando llegué al 1000… ayer llegue al 1900, y este es el 1902 que escribo.

Me pregunto a mi mismo que siento, y la sensación es la de haber dado otro paso, como quien camina rumbo a un lugar al que aún no llegó, no se ha terminado este recorrido del que tampoco sé cuantos pasos faltan, pero estoy seguro de estar dejando algo grabado en mi paso por la tierra en la línea del tiempo.

Vengo de ver grandes obras de arte realizadas por artistas que dejaron en fuentes, monumentos, cuadros, tapices, etc., sus energías más puras, y créanme que al estar frente a ellas uno no puede dejar de sentirlas y sentir la presencia de la genialidad plasmada ahí. La noche después de visitar el museo del Prado me costó mucho conciliar el sueño, era como que mi mente estaba en muchas de las escenas que pude apreciar en los cuadros de El Greco, Velázquez o Goya. Otros artistas han escrito con sus plumas sus pasos por la vida, como lo estoy haciendo yo, desde mi humilde lugar.

Al caminar las calles de Florencia sentí estar en tierra de artistas, al llegar al David de Miguel Ángel no podía creer la maravilla que logró desde la piedra, y eso nos muestra nuestra que nosotros también podemos pulirnos hasta llegar a la perfección.

Creo que de eso se trata el arte, de mostrarnos quienes somos al espejarnos en las obras, así como la naturaleza nos muestra quienes somos, de dónde venimos y hacia adonde vamos, el artista lo hace en sus obras, donde deja plasmado quien es, quienes somos todos, ya que todos somos uno.

Tal vez alguno de mis 1902 textos escritos hasta ahora seas el espejo en el que algún alma se sienta reflejada algún día, si eso sucede es porque mi paso por la tierra pude dejar algo de arte.


Ale Flores
24 de Marzo de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado

Altar de Fuego



Leyendo también se puede viajar



Hoy me desperté y abrí la ventana de mi vida. Frente a mi estaba el majestuoso Cerro Avila, custodiando la ciudad de Caracas, en Venezuela, su energía era tan fuerte que sin pensarlo salí a caminar, así fue como llegue a la plaza mayor y la atravesé pensando en mi viejo para quien era uno de sus sitios preferidos de Madrid. Al llegar a la Puerta del Sol, justo antes de tomar el subte, paré a desayunar en el Granjero del este, sobre la avenida Rio de Janeiro en Las Mercedes, donde una arepa de reina pepeada con un jugo de patilla fueron mi sabroso desayuno.



Después tome el metro en dirección a Atocha, casi llegando escuché la voz de Joaquín Sabina que cantaba “Yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid”. Mi plan era otro, seguí hasta Atocha Renfe y tome un tren que me dejo en el Cayo Madrizqui, de Los Roques, ahí me di un baño en las aguas del caribe sintiendo toda la creación en mi piel.



Pasó Patricia en su lancha y me invitó a la piscina de corales de cayo Francisqui, y claro, no podía dejar de pasar a saludar a mis amigos, los peces:



Cuando sentí que era el momento de partir me despedí de ellos y caminé rumbo a la playa, llegué justo en el momento en el que una lancha salía rumbo a Barcelona. Llegamos rápido, y eso me dio tiempo para pasar a ver la Basílica de la Sagrada Familia antes del partido del Barcelona contra el Real Madrid en el Camp Nou. El encuentro fue vibrante, tanto que para calmar las emociones acepté la invitación de los hinchas de ambos equipos con los que compartí una cerveza.



Como no había almorzado fui a la Trattoria de Alberto e Graziella, ya que me quedaba de paso para mi próxima parada, el Vaticano. ¡Qué maravilla las pastas de Graziella!, ¡qué lugar tan agradable!, me despedí de ella con el deseo de volver y caminé unos metros hasta el museo, lo recorrí fascinándome con las obras de Rafael, y los grandes artistas que crearon las más de 70.000 que están expuestas, camine por un pasillo increíble dejándome seguir por la atenta mirada del Cristo sobre un tapiz. De pronto entré en la Capilla Sixtina, y me recosté en el piso para ver la genialidad que Miguel Ángel pintó, tome mi celular para sacar una foto y cuando estaba a punto de tomarla un guardia me dijo que no se puede, que está prohibido ya que una empresa china compró los derechos, guarde mi celular y me quede contemplando, (al menos los chinos no compraron mi derecho a ver esa maravilla). Al salir pasé por la tumba de San Pedro y sentí la vibración de 2000 años de oraciones, las que pudieron limpiar toda la sangre derramada en ese lugar.



Caminé por la plaza San Pedro, donde el papá Francisco les daba la bendición a unos peregrino, y su bendición, fue una bendición:



Seguí caminando y pase por el Castel Sant'Angelo, cruce el puente y caminé hasta plaza Navona donde el arte y la historia bailan un vals. Más adelante encontré el Partenón de Agripa, una obra impresionante de la arquitectura Romana a la que no me resistí entrar. 



Al salir, como estaba cerca caminé a la Fontana Di Trevi, quería ir a tirar una moneda y pedir un deseo, (el deseo es secreto, por eso no lo puedo contar), me quedé contemplando su belleza y escuchando el sonido del agua:



Me di cuenta que se me hacia tarde y camine hasta la estación de subte Battistini y tome el metro hasta el arco del triunfo de París, desde ahí camine a la Torre Eiffel, a ella si le pude sacar una foto, (los chinos aún no compraron los derechos):




Tras contemplarla un rato decidí partir, en Luchana 27, Chamberí me esperaba (como siempre me espera) Micky, mi hermano del alma, así que tome el metro de Madrid hasta Bilbao y camine unos metros. Disfrutamos de un momento maravilloso junto a su esposa Chemina y sus hijos, Mateo, Martin, Iñigo y la hermosa Matilda, (que niña más hermosa por Dios, no he visto una niña más bella que ella en toda Europa).



Que mejor manera de terminar ese gran día que cenando en Nudista (pensé), pero el mayor alimento fue el abrazo que nos dimos con Micky. 

Tras muchas risas y recuerdos me despedí de ellos y camine nuevamente a la estación, pero como la noche era agradable seguí hasta la Gran Via, la cruce y frente al Obelisco a metros de 9 de Julio y Corrientes escuché una música que me resultó familiar, entré y ahí estaba el maestro Horacio Salgán con su orquesta interpretando “A Fuego Lento”, me quedé a escucharlo, (como no podía ser de otra manera), tras el concierto y los aplausos bajé por Arenales y de repente, desde atrás de un árbol se me aparece él, mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus. Medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre en cada mano... Ja...ja...ja...ja... Parece que solo yo lo veo, porque él pasa entre la gente y los maniquíes le guiñan, los semáforos le dan tres luces celestas y las naranjas del frutero de la esquina le tiran azahares, y así, medio bailando, medio volando, se saca el melón para saludarme, me regala una banderita y me canta la “Balada para un loco” de Piazzolla y Ferrer. ¡Qué grande el Polaco!, decía mirando al cielo mientras le daba a Dios gracias por los maestros Piazzolla, Ferrer, Goyeneche y el genio de Horacio Salgán. ¡Ni yo me lo podía creer! Caminaba sin salir de mi asombro y así fue como llegue sin darme cuenta nuevamente a plaza mayor que estaba repleta de gente en las celebraciones de sus 400 años.





Me quede un rato, era un evento histórico que no me podía perder! Cuándo mire su reloj y vi que era tan tarde pensé que Serena y Julieta estarían preocupadas, así que subí a mi moto y tome la autopista rumbo a mi casa, llegue bastante rápido, no había transito.

_¿Donde estabas?, (me preguntó Serena).

_Salí a dar una vuelta por el mundo, (le contesté).

Qué gran día, pensaba mientras tomaba una ducha y repasaba las imágenes en mi mente.

Vivimos en un mundo maravilloso, lleno de sitios espectaculares dispuestos a que los visitemos, o que viajemos a ellos con la imaginación, como me enseño el Maestro Moreira, en 6º grado, cuando dijo que “leyendo también se puede viajar”.

Yo en este texto intente llevarte de viaje, y si lo viviste estuviste ahí conmigo, solo te pido que guardes un secreto, llegue a sacar una foto del techo de la Capilla Sixtina, te la dejo aquí, que no se enteren los chinos:





Ale Flores
24 de Marzo de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado
Altar de Fuego.

jueves, 23 de marzo de 2017

Conservas Nudista


Cuando lo simple encierra lo complejo, y se presenta de modo natural no puede dejar de conmovernos.

Reinventar lo conocido es una tarea muy particular, solo apta para unos pocos.

Redescubrir lo autentico y sin alterar su esencia mostrarlo, presentarlo ante el gusto de los demás, ese fue el desafío de Micky Irisarri, mi hermano del alma, que recorrió España para dar a luz Nudista, en Luchana 27, Chamberí, Madrid.

Conocí su negocio el 15 de febrero, el día que festejé con nuestras familias mi cumpleaños Nº 44, conocí a sus hijos, hermosos hijos, y disfruté cada producto que sirvió en nuestra mesa.

Fue una noche de placeres, ya que al disfrute de sabores me desbordaba la emoción de reencontrarme con él y verlo manejar su negocio que poco a poco se fue colmando de gente que se acercó a Nudista a vivir un momento natural.

Fue maravilloso y es una de las cosas que más extraño del viaje, esa sensación de saber que puedo tomar el subte y bajar en la estación Bilbao, caminar hasta el encuentro con Micky para tomar unas cervezas, conversar de todo, y reírnos a más no poder.

Encontrarnos en la alegría de encontrarnos, como nos encontró la vida, hace casi 20 años.


Ale Flores
19 de Marzo de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado
Altar de Fuego








Texto #1900.-

El camino es aceptar



Nadie sale de la opresión sin abandonar la crítica.

Nadie sale adelante mirando para atrás.

En muchas mentes la crítica es una necesidad, como un alimento, no importa que o a quien critiquen, lo que necesitan es hacerlo, no comprenden que quien entrar en ese juego es dominado.

Es paradójico, porque al leer lo que acabo de escribir me siento que estoy siendo yo el que critica, sin embargo este es un mensaje encriptado para alguien que quiero, alguien que quiero tanto que no me animo a decirle de frente que debe dejar la critica ya que de ese modo nunca podrá crecer, no podrá estar bien y tener la paz en su mente que necesita.

Tal vez estas palabras generen un encuentro, habrán la posibilidad de encarar una charla desde otro lado, desde otra perspectiva de ambos, de ser así seguramente nos entenderemos, ya que nos une un gran amor, pero si no se llega a dar esa posibilidad espero que estas palabras sean una semilla para que en algún momento comprenda que ese camino no la conduce a ningún lado positivo, que no estamos acá para cambiar a nadie, que el camino, el camino es aceptar.


Ale Flores

21 de Marzo de 2017



"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: