"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

jueves, 7 de octubre de 2010

Les agradezco infinitamente su compañía

Anoche volvía a mi casa, después de haberme quedado toda la tarde con mi viejo en la clínica, manejaba por la autopista, mentalmente recorría los diferentes momentos de nuestras vidas mientras que escuchaba sus canciones en mi reproductor musical, estaba como dentro de una película, escuchando sus composiciones cantadas por diferentes artistas, redescubría frases, arreglos musicales, recibía imágenes de cada una de las canciones, la primera vez que la escuhe, cuando recibió el primer premio en el festival OTI de la canción en chile, cuando Julio Iglesias le dedico “Me olvide de Vivir” ante en el estadio mundialista de Mar del Plata, nuevamente vi sus ojos húmedos y su cara que era la perfecta combinación entre emoción y alegría.

Recordé el tiempo en el que viajo a Miami para componer canciones para el Puma Rodriguez, donde nacieron “Yo renaceré” y “Pelear por la vida” esta última dedicada a Carlos Monzón a quien le presento la canción en su casa cuando aun vivía con Alicia Muñiz. En fin, miles de imágenes, sensaciones, sentimientos, ilusiones. Toda la vida, toda una vida, toda su vida, nuestra vida, recorrí mentalmente su vida, desde los inicios de ella, la humildad de la casa en la que se crió y creció, su lucha por tener el techo propio, por formar una familia con mi mamá, a quien bendijo con una de las canciones mas maravillosas que escuche en mi vida. Y en ese recorrido mental, pensando en todo lo que hizo, a todo lo que llego, me encontré con su mirada cuando me dijo que los mejores momentos de su vida habían sido creados por mi, su cumpleaños número 60, una fiesta sorpresa que le armamos con mi mamá, la reunión en mi casa con sus amigos para festejar sus 65 años y la cena que logramos compartir toda la familia hace solo 20 días, en la que pudimos reunirnos a todos sus hijos y nietos, ya que uno de mis hermanos vive con su familia en Mendoza. El día anterior supe que en una charla con Gustavo, mi hermano mayor, mi viejo le dijo que deseaba poder compartir una cena con todos nosotros en un lugar con vista al río, obviamente no lo dude, lo sentí como la ultima cena, la viví así y decidí invitarlos a todos a concretar ese deseo de mi padre, lo logre, el universo lo permitió, la cena fue inolvidable, inmejorable, en uno de los lugares mas lindos de Buenos Aires en la que lo vi a mi viejo recorrer visualmente toda la mesa, para lo cual después decirle a mi vieja “mira lo que logramos”.

Su agradecimiento no tardo en llegar, siempre supo ser agradecido, me llamo al otro día por teléfono para agradecerme la cena y decirme que jamás olvidara ese momento, como yo tampoco, como ninguno de los que compartimos esa cena, la cual para mi fue una despedida, la de un amigo, un amigo tan querido como mi propio ser que se esta por ir a vivir a otro lado, a otra dimensión.

Recordando todo esto visito mi mente las palabras de Cecilia Santoro, mi amiga y maestra que me hizo la lectura de registros akashicos cuando me dijo que “siempre trate de hacer felices a los demás, que siempre disfrute al ver felices a las personas que me rodean” y sentí la perfección del ciclo, la perfección del todo, sentí que en esta partida, en esta despedida se estaba yendo parto de mi misión, la parte cumplida, la que pude cumplir con mi padre, la que aun cumplo cuando lo acompaño, cuando lo ayuda a tomar agua o a sentarse en la cama, la que cumplo cada vez que le doy un beso y aunque tenga los ojos cerrados le digo que lo amo, al que cada vez que me agradece lo que hago por él le respondo con una pregunta ¿vos acaso no hiciste lo mismo por nosotros?.

No nos debemos nada. Nos dimos mucho amor y nos acompañamos, por momentos no nos entendimos, ambos no supimos expresarnos, no permitimos que fluya el amor, pero aprendimos, comprendimos el camino y es por eso que ahora podemos hacerlos, darnos las gracias, mirarnos sin rencores y agradecernos por lo vivido.

Son momentos difíciles, es inevitable que los sean, verlo cansado es difícil, sentir que solo podemos acompañarlo es algo que a veces cuesta aceptar, pero es así, es la vida y como siempre digo esto también es la vida y por algo nos toca, y todo es perfecto y esta dentro de la perfección del todo.

El se ira, todos nos iremos, mientras tanto muchas cosas quedaran, y por mi parte, lo único que espero es que cada vez que despida a alguien que realmente ame es sentí lo mismo que siento ahora, despidiendo a mi viejo, que durante nuestras vidas pude vivir momentos que nos hicieron felices junto a ese ser, poder sentir que entre nosotros triunfo el amor, a pesar de haber vivido situaciones en que el ego se apodero de nosotros.

Esa es mi apuesta hacia el futuro, hacia lo que me queda de vida, hacia los seres que me acompañan y me acompañaran en lo que me quede en esta encarnación, cumplir mi misión, dar felicidad ya que eso me hace feliz a mi, alguna vez me toco trabajar cumpliendo los sueños de las personas, y eso fue algo que me hizo sumamente feliz, indudablemente el universo me estaba mostrando la puerta que debía cruzar, el camino que debía retomar para ser quien soy, para retomar el camino de tantas encarnaciones, para cumplir mi misión en esta, que comparto con todas las personas que amo, y muchas con las que jamás nos hemos visto, que quizás nunca nos veamos personalmente, pero que cotidianamente nos retroalimentamos con el amor que habita en nuestro ser, a quienes también espero ayudar a encontrar su felicidad a quienes les agradezco infinitamente su compañía en estos momentos.


Alejandro
Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: