"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

lunes, 25 de octubre de 2010

Cuando un amigo se va

No se cuantas veces escuche la canción “Cuando un amigo se va” de Alberto Cortez, si recuerdo cuando leí si libro “Equipaje” que cuenta las historias que hay detrás de sus letras, de sus canciones, haberme detenido en 2, esta y “callejero”, entre sus obras hay muchas que me emocionan, “el abuelo”, “mi árbol y yo” de la cual hable hace algún tiempo (http://mensajesdelaluz.blogspot.com/2009/06/mi-arbol-y-yo.html), “te dejare una rosa”, en fin, muchas.

Alberto supo ser amigo de mi viejo, un gran amigo, de esos que están aunque no estén, de esos que se sienten en el corazón, de los que se espera un abrazo del mismo modo que un sediento espera un poco de agua.

Esa canción, “Cuando un amigo se va”, la relacione muchas veces con perdidas de seres queridos, de amigos que se fueron. Hoy ella suena en mi cabeza con la imagen de mi padre, mi viejo, como le gustaba que lo llamáramos.

Hoy se cumple un día de su partida. Hoy fue el día que nos despedimos de su materia, de su cuerpo. Desde ayer empezó a vivir en nuestros corazones, pero hoy se empieza a sentir su ausencia.

Estoy en los preparativos de mañana, que haremos una reunión familiar por ser el día de la madre y ya siento el vació de su ausencia, pero es un vació que esta rodeado de alegría de felicidad por saber que mi viejo tuvo una gran vida, que fue querido y destacado en todos los ámbitos en los que se desempeño, tanto en lo laboral como en lo social, en lo familiar y en lo afectivo. Fue un tipo muy querido, adoptado como maestro por muchos de sus colegas.

Los ciclos comienzan para cerrarse. La vida es así, un eterno renacer, una constante transmutación, cambios de estado, diferentes dimensiones, pero quedan las huellas, quedan los recuerdos, las palabras, los abrazos, quedan las marcas grabadas en los corazones que se supieron abrir para saber quien era ese tipo que un día, con solo 4º grado del colegio primario decidió emprender un camino con el solo fin de ser alguien y llego a ser un maestro.

No puedo evitar que se me caigan las lágrimas, tampoco lo intento, dejo que fluyan, estos días llore su partida y de ese modo pude desahogarme, pude desanudar los nudos que se forman en la garganta y en el corazón.

Los mensajes, la compañía de los seres queridos me hicieron sentir acompañado y empezar a vivir la historia de este gran tipo que fue mi viejo, de quien puedo decir orgulloso que llevo su apellido, que fue mi padre, él vive y vivirá en mi corazón hasta el día que nos reencontremos en el amor que somos, en el amor que nos dimos.

Seguramente tendré muchas palabras más para él a lo largo de mi vida, es posible incluso que en cada uno de mis escritos este él, ya que vive en el aire que respiro, en el agua que bebo, en el sol que tomo, en la tierra que me sostiene.

Este amigo no se fue, cambio de dimensión, dejo el cuerpo para habitar en lo sutil, lo eterno.

Este amigo me guió y me guiará, me formo y me ayudo a ser quien soy y partió orgulloso por su tarea. Y yo simplemente puedo recordarlo con amor, con alegría, como el se merece, cosechando lo que en mi sembró.

Comencé hablando de Alberto Cortez y de sus letras y siento que ya me quedan pocas en esta nota, que las palabras van dejando lugar al silencio, el silencio que queda “cuando un amigo se va”…..



Alejandro Flores
16/10/10
Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: