"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

miércoles, 2 de mayo de 2018

Gracias padre que me has permitido hacer mi misión



Te voy a dar una técnica mía, es muy simple, pero también poderosa. Como toda técnica requiere de la confianza que le tengas al momento de utilizarla.

Lo primero que te voy a pedir es que respires, lento, pausado y profundo para frenar tus pensamientos y que ellos vibren en la misma frecuencia que los míos.

Tomate tu tiempo.

Cuando sientas que estas en condiciones de seguir, continua leyendo.

Esta técnica la utilizo cuando realizo sanaciones, es parte del conocimiento que obtuve como Reikista, dentro del cual también supe que Reikistas somos todos, es decir que no requerimos de ningún don especial para poder dar Reiki ya que Reiki es amor.

Si tomaste algún curso de Reiki hace tu preparación como para un auto tratamiento.

Si no lo hiciste o ni sabes que es Reiki, te pido que frotes tus manos para activarlas, que lo hagas hasta que al acercarlas a tu frente sientas calor irradiando de ellas. Una vez que lo logres, pone tu visión en el tercer ojo y cerrándolos sentí como llega a tu mente el calor que sale de tus manos la cual colocaras sobre tu frente sin tocarla, a pocos centímetros de la piel, las palmas de las manos cerradas sobre las cejas, cubriendo la frente y parte del cuero cabelludo..

Absorbe con tu mente el calor y a viva voz o en silencio, hace que resuene en tu cabeza la frase:

“SANA, REIKI, SANA”

Dale una orden al Reiki para que desde su amorosa sabiduría sane todo lo que debe sanar en vos. Para que su energía retire de cada una de las células de tu cuerpo las vibraciones negativas y restablezca su buen funcionamiento.

Subí las manos y pasalas a centímetros de la piel por toda tu cabeza, como masajeándola sin tocarla, siempre sintiendo la energía que emanan ingresar a tu cuerpo.

Después baja por tu cuello y recorre todo tu cuerpo, no hace falta que te fuerces donde no llegues con tus manos llega con tu intención, con tu pensamiento dirigí al fuego Reiki y en cada lugar repetí:

“SANA, REIKI, SANA”

Decilo con decisión amorosa y armoniosa, ya que el Reiki es amor, y armonía.

Una vez que hayas recorrido todo tu cuerpo de arriba abajo, por delante y por detrás quedate un instante en silencio disfrutando la energía Reiki que reinstauraste.

Absorbe la energía y en paz, en armonía, en amor, deci:


“SANA, REIKI, SANA”


Que sea un decreto para tu vida, ya que además de estar sanando tu cuerpo y tu mente, estas sanando tu espíritu y las vibraciones que le emitirás al universo, por lo que tu vida va a cambiar.

Ahora te dejo este instante para que desde tu paz incorpores la herramienta que te acabo de dar.

Una herramienta de sanación, una herramienta de amor.

Una técnica que me dio la luz para sanar a otros y sanarme a mi mismo.

Espero que la disfrutes y que algún día extiendas el camino dándole a otro ser la posibilidad de incorporarla también.

En armonía para todo el mundo, bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias padre que me has permitido hacer mi misión.


Ale Flores
28 de Abril de 2018
La Merecida
Living






Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: