"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

lunes, 14 de diciembre de 2009

Meditación Chakra 1

Es Domingo, me estoy preparando para mi meditación.

Encendí mis sahumerios y también una vela roja, podía haber elegido una marrón, pero preferí la roja, quizás el próximo Domingo utilice una marrón o las dos, ¿por que esos colores?, porque son los colores del chakra 1, y como es Domingo, el día 1 de la semana, es el día que corresponde a ese chakra.

El rojo es la pasión, la fuerza, la voluntad, es el color de la sangre, por lo que el chakra 1 esta directamente relacionado con la sangre.

El marrón tiene que ver con la materia, el cuerpo, con el trabajo, la casa, la pareja, la familia, el dinero, todo lo material que nos rodea.

Es el chakra de los huesos, de la sexualidad. Etc.

Su nota musical es el DO y es conveniente mantrearlo mientras se medita.

Ya con todos los elementos y las características del chrakra comienzo a meditar.

Concentro mi visión en la llama de la vela, observo como el fuego funde el color rojo y veo como la cera de la vela deja de ser rígida para hacerse flexible, la veo convertirse de piedra en agua, de sólido en líquido. Veo como se forma una nueva imagen en la base de la vela, es del mismo material, pero con otra estructura, una estructura más artística más natural.

Concentro mi visión en ese fuego y digo “fuego de la pasión, transmuta mis emociones, quema mis carencias, mis desequilibrios y purifica mis sangre”.

Imagina ese fuego en tu chakra 1, sentí el calor, observa como el chacrka se funde en el fuego y abandona la rigidez, esta en un spa, el chakra disfruta de este renacer y renace. Permite su transmutación y la disfruta.

Claramente puedo ver mi chakra rojo, bien rojo y veo como esa energía viaja por mis venas hacia todo mi cuerpo, veo mis huesos y los fortalezco con ese fuego, ellos representan mis estructuras, los fortalezco con mis manos llevándoles energía y moviendo suavemente mi cuello lo descontracturo, le retiro todas las cargas de la semana, aflojo mi cuello y respiro.

Siento energía en todo mi cuerpo, cierro los ojos y me concentro en ella, veo como el fuego de mi chakra 1 se expande hacia todos los demás de mi cuerpo físico.

Abro mis ojos y fijo mi atención en el fuego, acerco mis manos a la vela hasta sentir su calor, concentro ese fuego y lo llevo a mi chakra 1, varias veces, tomo el fuego y lo traigo hacia mi respirando ese fuego cuando llega.

También llevo un poco de ese fuego al chakra 7, ubicado en el tercer ojo, le doy luz a la mente, a la comunicación con Dios y le pido al padre “Padre, permíteme habitar el reino, ayúdame a frenar mi mente y permitirme comprender que habito en él, se que ya me lo has dado, ayúdame a aceptarlo, a aceptarme como tu hijo y a confiar en ti. Ayúdame padre a abandonar la gravedad, la grave edad y ser uno en Dios, sin tiempo, sin darle importancia a las formas, siendo mas flexible, fluyendo con el todo”.

Concentro mi mente en el fuego nuevamente y llevo la llama a mi tercer ojo, pongo ese fuego ahí y respiro.

Pongo fuego en mi cabeza y soy yo la vela ahora, soy el color rojo puro de la creación que va derritiéndose, desestructurandose, transmutándose, purificándose. Con mis ojos cerrados siento como se derriten mis carencias, como se deshacen mis contracturas, siento como queman y transmutan las engrías descalificadas de mi cuerpo al tiempo de la vela, porque yo soy esa vela. Yo me transmuto en ella y soy en ella.

Sentí como el fuego que esta en tu cabeza quema y derrite, concentrate en eso, sentí como cae la vela fundida por tu cuerpo, no te quema, mira las formas que la vela va haciendo y volve a concentrarte en vos, en ese fuego que sos y transmutate, veras como se vacía tu cuerpo a medida que el fuego avanza por tu interior, ahora esta en tu cuerpo, sigue bajando y va a tu corazón, preparate para recibirlo.

El fuego quema tus emociones, aparecen imágenes, situaciones que el fuego transmuta, quizás veas que la llama crece o parece apagarse, asistila con tus manos, toma ese calor, lleva ese calor a tu pecho y seguí quemando.

Puede que tus emociones estén tan arraigadas que cueste quemarlas, transmutarlas, pero no te preocupes, el fuego todo lo puede, solo es cuestión de tiempo. Solo es cuestión de seguir.

Volve a observar la vela, a concentrarte en ella, a imaginar que ella es tu cuerpo, que vos sos en ella, mira las formas que se crearon por tu representación y deja que siga quemando, que siga irradiando luz.

El fuego sigue bajando, sigue consumiendo tus energías mal calificadas, te estas transmutando. Ya llego a tu estomago y te libera de los miedos, llego a tus genitales y sana tus relaciones.

Ahora el fuego es en la cadera y transmuta nuestras relaciones con la familia.

Vuelvo a mirar el fuego y me conecto con él, el fuego sigue quemando, el cuerpo se purifica, los sentidos se agudizan en la medida que el cuerpo es luz.

El fuego llega a las rodillas y transmuta nuestra flexibilidad, llega a nuestros tobillos y flexibiliza nuestra capacidad de elevarnos. Llega a nuestros pies y transmuta nuestra relación con la materia y nuestro andar.

Nuestras emociones fueron transmutadas con la llama del fuego de la vela roja, con la llama del chakra 1, armonicemos este momento manteando 3 veces la nota musical DO, que como dijimos es la nota que le corresponde a este chakra.

Soltamos todo nuestro cuerpo, nuevamente es barro para que Dios le de forma, nos vaciamos para poder llenarnos de amor.

Imaginemos que nuestro cuerpo ahora es moldeado por Dios, que el nos devuelve nuestra figura humana para que interactuemos con los demás en la tercera dimensión, toquemos nuestro cuerpo dándole gracias por estar, por funcionar perfectamente.

Demos gracias a Dios por la asistencia, por esta posibilidad y abramos los ojos. Veamos la creación, seamos la creación.

Gracias por estar.

Mi amor de Dios hacia vos.

Soy Reiki

Yo Soy
Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: