"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

viernes, 24 de septiembre de 2021

Quién


¿Quién caminará mi jardín cuando yo no esté?. ¿Quién alimentará a los peces?. ¿Quién limpiará el estanque?.


¿Quién cuidará las plantas?. ¿Quién le dará gracias a los árboles?. ¿Quién sentirá la energía que habita en este lugar?.


¿Quién recordará mis pasos por la tierra?. ¿Quién buscará mis vibraciones en los sitios que habité?.


¿Quién preguntará quién fui?.


¿Quién conectará con quién siempre seré?.


¿Quién le dedicará una oración a mi alma?. ¿Quién me buscará en una estrella o mirando la luna quién se acordará de mí?.


¿Quién me revivirá en sus recuerdos?. ¿Quién me dará gracias por mi paso por la tierra, por haber rozado su vida, acariciado su cuerpo, o su mente con una palabra?.


¿Quién recordará mi mirada, o el tono de mi voz?.


¿Quién buscará mis textos en mi blog?.


¿Quién pensará quién fui cuando se conecte con lo que he dejado?.




Ale Flores
23 de septiembre de 2021
La Merecida
Después del encuentro de sanación








miércoles, 22 de septiembre de 2021

Aquí


Aquí, donde los peces nadan y esperan mi llegada para recibir su alimento.

Aquí, donde el ángel de las emociones derrama bendiciones para quién las quiere aceptar.

Aquí, donde hay quien piden deseos, proyectan sus sueños, y agradecen su andar.

Aquí, en este espacio soñado, en el que tanto he soltado, y tanto he venido a buscar.

Aquí, donde las palabras sobran, donde el silencio es todo entre el sonido del agua, los pájaros que cantan y se respira paz.

Aquí, donde vive la vida. Donde todo es armonía, donde soy uno con todo y no existe la soledad.

Aquí, en este espacio soñado, que he proyectado, y es realidad.

Aquí.



Ale Flores
22 de septiembre de 2021
La Merecida
Ángel de las emociones
Estanque







martes, 21 de septiembre de 2021

Feliz primavera


Cae la noche del 21 de septiembre de 2021, llegó la primavera, la celebramos viviendo un hermoso día, algo fresco, cielo despejado, hermoso sol. Después de caminar y dar unas vueltas en bicicleta estuve regando las plantas, van creciendo, cada vez que veo la lechuga tengo ganas de cortarla y probarla, se ve deliciosa, la planta de tomates crece, aun no muestra flores, la naturaleza entre otras cosas me enseña a ser paciente, a hacer mi tarea y confiar en las tareas que solo pueden hacer los elementos de la creación. También me enseña que todo es pasajero. Hoy pensaba en eso mientras caminaba, en que como humanos buscamos posesiones, casas, autos, ropas, incluso personas, pero todo es pasajero, hasta nuestro propio cuerpo, llegamos sin nada y sin nada nos iremos, si intentáramos retener la primavera no la disfrutaríamos, si en cambio elegimos vivirla sin dudas la pasaremos muy bien.

La vida nos da momentos, nos ofrece situaciones y personas para compartirlos, para vivirlos, muchas veces en lugar de adentrarnos en esos instantes y simplemente vivir nos centramos en nuestras carencias y dejamos pasar la vida, los momentos se terminan, las personas se van, pasan, y en algún tiempo nos encontramos rememorando situaciones y personas que ya no están, haciendo que se conviertan en nuevas carencias.

Vivamos el presente, es lo único que tenemos, la única certeza es el ahora, no podemos ahorrar estaciones del año, las tenemos que vivir, y por más que alguna no nos guste debemos transitarla igual adaptándonos a sus condiciones, como pasa muchas veces en las relaciones, la vida puede no parecer perfecta, o si, solo depende de nuestra observación. Solo depende de nuestra aceptación.

Buenas noches, feliz primavera.



Ale Flores
21 de Septiembre de 2021
La Merecida
Oficina
19:39 Hs.











lunes, 20 de septiembre de 2021

Gracias a la vida por un día más

Escribo mientras la luna llena del 20 de septiembre empieza a asomarse por sobre un de las palmeras que vive en mi jardín, la observo y pienso en todo lo que ha crecido desde que llegamos aquí, era pequeña, estaba junto a otra y las hice trasplantar, en ese momento no tenía conciencia sobre las plantas, por suerte ambas sobrevivieron y crecieron fuertes, les debe haber gustado el lugar y supieron aceptar mi falta de conocimiento. Ahora soy más consciente del cuidado de las plantas, soy más consciente también del cuidado de los animales y hasta de los insectos. Hace un rato estaba regando, ya está empezando la primavera, fui armando mi huerta luego de haber preparado la tierra durante el otoño y el invierno, la tierra es fértil, esta abonada de manera orgánica con los residuos de nuestros alimentos, de alguna manera fue devolverle a la tierra parte de lo que nos dio.

Antes de regar dimos unas vueltas en bicicleta con mi familia, algo impensado antes de la pandemia para un lunes a las 6 de la tarde, mi hija estaba feliz, interrumpió su momento de repaso de lo visto en la facultad para dar el paseo, ella es muy responsable y no suele dejar eso por nada.

Mientras regaba mentalmente les hablaba a las plantas, me comunicaba con unos aloes que trasplante, los invitaba a vivir felices en ese lugar que había elegido para ellos, a crecer sanos y fueres. Luego extendí ese mensaje al resto de las plantas, les pedí que florezcan, que nos den sus frutos ya que en ellos veremos reflejado nuestro florecimiento y nuestros frutos. Les pedí a los insectos que eviten dañar las plantas que cuidamos, que se alimenten pero sin llegar a hacerlo de manera tal que la planta quede tan debilitada que no pueda sobrevivir.

La luna ya superó la altura de la palmera, veo las hojas recortadas por el reflejo de su luz, el cielo está despejado, casi no hay viento, es una noche perfecta, una hermosa noche para descansar y dar gracias a Dios por la vida, por la salud, por la familia, por la paz, la paz que depende única y exclusivamente de nuestras mentes, tengo motivos para hacerme problemas, pero prefiero usar mi tiempo para trabajar, cocinar, cuidar a las plantas, compartir momentos con mi familia, caminar, andar en bicicleta, acariciar a Conny y a Kika, jugar con Lola y Uma, y si me queda un momento escribir unas palabras para darle gracias a la vida por un día más.



Ale Flores
20 de septiembre de 2021
La Merecida
Oficina









El amor que tenes en tu alma.


Estas viviendo el último capítulo de una serie que cuenta tu vida, no es el final. La vida sigue, las historias se irán acomodando, sé paciente, cuando las cosas se acomoden vas a ver todo con mayor claridad, vas a ver que pasó lo que tenía que pasar, que la resistencia solo trae más sufrimiento, que no se puede dar a quién no está dispuesto a recibir, que dejar ir y soltar siempre es el paso necesario para que quién se tiene que quedar se quede, y quién se tiene que ir se vaya, lo mejor está esperando el momento de encontrarte, preparate para recibirlo abriendo tu corazón, el tiempo va a hacer el trabajo que solo puede hacer el tiempo, cuando llegue el momento y puedas volver a ver el sol, abrí tu corazón aunque pienses que te lo pueden romper, porque un corazón cerrado, se rompe lentamente. Apoyate en las personas incondicionales que te rodean, te aman y te quieren ver feliz, en algún momento te tocará a vos acompañar a alguien con palabras como estás, con abrazos como los que estás necesitando ahora, que estas palabras sean un abrazo fuerte, lleno de amor, el amor que tenes en tu alma.



Ale Flores
19 de Septiembre de 2021
La Merecida
Horno a leña
(Para Ines).

 





viernes, 17 de septiembre de 2021

En manos de Dios


Cae la tarde del viernes 17 de septiembre de 2021, son las 18:31, técnicamente se puede decir que la semana laboral ha terminado, me empiezo a distender, sé que en lo que no he podido avanzar esta semana quedará para la semana que viene, hice todo lo que me prepuse, lo que era mi responsabilidad, lo que corresponde a los otros está en la responsabilidad de ellos, no sé si avance mucho o poco, mi ansiedad me hace sentir que tengo menos actividad de la que quisiera, pero también entiendo que esto me da la posibilidad de compartir tareas con mi familia, cocinar, caminar, ocuparme de las plantas, de los peces, de las perras. Me gusta sentir que trabajo al límite de mis posibilidades, exigiendo mi mente y cuerpo al máximo, me gusta resolver, sentir que las cosas avanzan.

En esta nueva etapa de mi vida debo trabajar la ansiedad, siempre es necesario hacerlo, pero ahora ya no tengo opción y la vida me da la posibilidad de intercalar mis actividades laborales con cuestiones familiares, personales y espirituales. Atiendo consultas, ayudo a quienes puedo y siempre me reservo tiempo para caminar, ese ejercicio que sostengo y me hace bien. También intento tener la regularidad de escribir unas palabras, escribiendo suelto, fluyo, aprendo, viajo, vuelo. Escribiendo me conecto con mis emociones y las dejo fluir, tal vez sea esta una etapa innecesaria para quien lee mis textos, pero para mí es tan necesaria como salir a caminar, trabajar o darme un baño, es una forma de limpiar mi mente, de equilibrar mis emociones, de ponerle fin a una jornada y pasar de una actividad a otra, ahora, por ejemplo me voy a ir a regar las plantas, ya sembré mi huerta para este verano, ahora toca cuidarla y disfrutar sus frutos, luego prepararé la cena familiar, tal vez compartamos una película, tenemos 2 días por delante para descansar, si Dios quiere me reencontraré con mi vieja después de varios días, esa es mi mayor bendición, tener salud, tener familia y un hogar donde compartir buenos momentos, el resto se irá acomodando, yo hice mi tarea, cumplí con mi responsabilidad, el resto está en las mejores manos, está en manos de Dios.

Ale Flores
17 de septiembre de 2021
La Merecida
Oficina








miércoles, 15 de septiembre de 2021

Aunque mi ego me quiera hacer creer otra cosa


Hay días que siento no haber avanzado en nada, que le dedique varias horas a mi trabajo terrenal y no logré avanzar. Desde hace un tiempo me propongo avanzar un poco por día, sentir que di un paso más, pero a veces esa sensación no llega. Cuando sucede eso pienso que no siempre alcanzamos los objetivos que nos ponemos, y en lugar de frustrarnos, lo que nos queda es aceptar, evitar caer en las garras de la ansiedad, comprender que los tiempos de Dios son diferentes a los nuestros, que las cosas llegan cuando tienen que llegar.

Sostener la calma es un ejercicio que no se puede abandonar jamás, es un trabajo diario con nuestro ego.

Escribo cerrando este día para equilibrar mis energías, para reconectarme con mi ser para poder observar que aunque mi mente crea que no avance en nada, hice cosas que fueron útiles para mi familia y para otras personas, mi cuerpo funcionó a la perfección, tuve comida en mi casa, una casa cómoda en la que vivir y salud, tanto mía como de mis seres queridos, es mucho lo que la vida me dió hoy, aunque mi ego me quiera hacer creer otra cosa.



Ale Flores
13 de septiembre de 2021
La Merecida
Living












lunes, 13 de septiembre de 2021

Me quedo en silencio


Cuando las vibraciones están bajas busco elevarlas escribiendo.

Respiro, suelto, y dejo fluir mis emociones.

Cuando mi mirada se nubla vuelvo al contacto con la naturaleza, acaricio a mis perras, alimento a los peces, les tiro semillas a los pájaros, retiro las malezas de los canteros.

En invierno preparo la tierra para la llegada de la primavera. En verano cosecho los frutos que la tierra me da.

Las estaciones del año también habitan en nuestras vibraciones, ningún invierno es eterno, ningún verano es para siempre.

Cuando las vibraciones están bajas busco elevarlas escribiendo. Dejo fluir, acaricio a mis perros. Respiro en paz, me quedo en silencio.


Ale Flores
13 de septiembre de 2021
La Merecida
Living
Con Lola












viernes, 10 de septiembre de 2021

La vida te da y te quita


Muchas veces centramos nuestra atención el árbol nos tapa el bosque, estamos tan sumergidos en nuestras rutinas que cuando ellas son interrumpidas nos parece el fin del mundo. Pero a medida que cambiamos la dirección de nuestra mirada, empezamos a notar que a los costados y detrás de ese árbol existe un bosque, empezamos a transitar por los senderos ya marcados, incluso nuestros pasos empiezan a dejar huellas nuevas que marcan nuestro camino y de a poco vamos encontrando arboles nuevos, por lo cual, ya dejamos de ver ese espacio perdido como una perdida, empezamos a reconocer la oportunidad.

Estoy en ese proceso, en el proceso de aceptar el cambio de trabajo como una oportunidad que me da la vida para vivir de otra manera, para manejar mis tiempos, para alternar mis tareas con caminatas y momentos familiares.

Voy corroborando que este cambio lo busqué, y más allá de las circunstancias por el cual se dio, lo que sucede es que se dio y aquí lo estoy transitando.

Me empiezo a amigar con la idea de disfrutar la incertidumbre, de dejar de pensar eso que hasta hace poco tanto me preocupaba buscado la seguridad que supone contar con un empleo fijo.

La vida nos presenta las experiencias que debemos transitar para crecer, nos acerca a las personas con las que debemos interactuar para observar nuestras máscaras y poder, de ese modo, pulir el diamante que todos llevamos dentro, ese diamante que cuanto más pulido esta, mejor refleja el brillo de nuestra alma.

Hay gente que dice “la vida te da y te quita”, estoy empezando a creer que la vida siempre te da, incluso cuando te quita, ya que cuando te quita algo te está dando la oportunidad de transitar experiencias nuevas.



Ale Flores
10 de septiembre de 2021
La Merecida
En mi Oficina
Cerrando la semana laboral








martes, 7 de septiembre de 2021

Dalfinger

Hace unos días me escribió Betania, una amiga venezolana con quien compartimos el trabajo en 1998 cuando viví en Caracas, me comentó que su ex marido, el papá de su hija Valeria está atravesando una situación complicada ya que necesita recaudar dinero para una operación que deben realizarle para que pueda recuperar el normal funcionamiento de sus brazos, inmediatamente me vino a la mente la imagen de Dalfinger, a quien conocí ese año en una fiesta que celebré en mi casa por el lanzamiento al aire de Atrévete a soñar, el programa que hacíamos para RCTV. Recordaba que él es fisioterapeuta y que esa noche hablábamos acerca de su trabajo y de la satisfacción que le produce ayudar a la recuperación de personas para que sus vidas puedan continuar de la mejor manera posible.

Por eso les escribo esto, desde hace unos días decidí agradecer la colaboración que cada uno de mis seguidores pueda ofrecerle otorgándoles una sesión sin cargo conmigo, la cosa es así, ustedes entran en: https://gofund.me/b3a75209 realizan la donación que puedan y después me contactan por mensaje privado y acordamos un encuentro virtual para la sesión, de esta manera el acto de dar y recibir se manifiesta como lo es, un solo acto ya que cuando damos recibimos, y como entiendo también que hay quienes económicamente no están en condiciones de donar dinero, les pido que donen parte de su tiempo compartiendo este mensaje así se extiende la cadena de donación y de sanación.

Desde ya les agradezco de todo corazón, estoy seguro que si Dalfinger pudiera hacer algo por ustedes lo haría, igual que Betania ya que son personas maravillosas.

Muchas gracias.



Ale Flores
7 de Septiembre de 2021
La Merecida
Oficina








lunes, 6 de septiembre de 2021

Caminos que recorrer


Hay decisiones que por no tomarlas nosotros las toma el universo. Puede que nos generen resistencia, algunos tenemos resistencia a los cambios, preferimos la seguridad, la estabilidad, vivimos diciendo que todo está en constante cambio, pero cuando el cambio golpea nuestras puertas nos escondemos debajo de la cama para que no nos encuentre. Algunas personas se deprimen cuando se producen cambios bruscos en sus vidas.

Cuando se produce el cambio se transitan diferentes etapas, nos resistimos, luchamos por no cambiar, cedemos derechos con tal de aferrarnos a lo viejo, hasta que comprendemos que no depende de nosotros sostener eso que la vida nos plantea que ya no nos corresponde, transitamos el dolor del desapego, soltamos tras resistir con todas nuestras fuerzas, nos sentimos abatidos, sin rumbo, agobiados, abandonados. Deprimidos.

Pero el mundo sigue adelante, nada lo detiene, la vida sigue y por más que nosotros pretendamos que todo el mundo se detenga a contemplar nuestras necesidades pocas personas lo hacen, son pocos los que brindan verdadera ayuda, otros solo nos hacen saber su preocupación y siguen sus vidas sin más. Hasta que comprendemos que nosotros también tenemos que continuar con nuestra vida, que tenemos familia y amigos que nos apoyan, pero que es necesario que empecemos a caminar para que el camino se empiece a ver. Tal vez no sepamos cual es la dirección a tomar, tal vez busquemos el rumbo en diferentes rumbos, es cuando la mano del universo vuelve a aparecer y nos muestra el sendero, empezamos a recorrerlo y vamos viendo como se empieza a transformar en un camino, y cuanto más caminamos, mas nos agrada, nos empezamos a familiarizar con los nuevos paisajes, lo vamos conociendo y conocemos también a nuestros nuevos compañeros de ruta, algunos viejos conocidos, otros que llegan, puestos tal vez por el destino.

Empezamos a ver con otros ojos al cambio, incluso empezamos a revisar nuestros pensamientos y hasta encontramos que en ellos veníamos pidiéndole al universo cambiar, universo nos escuchó, elaboro una nueva ruta y esperó el momento exacto para poner en marcha su plan.

La vida cambia, tu vida va a cambiar, quieras o no los cambios llegan, diga lo que te diga no podrás prepararte del todo hasta que llegue el momento de vivirlos, ya que la vida hay que transitarla, porque transitar la vida es vivir, y mientras tengamos cuerpo deberemos abrazar las experiencias que nos lleguen sabiéndolas parte del camino, sabiendo que si tenemos experiencias que transitar es porque tenemos vida, y si tenemos vida, es que aún tenemos cosas que aprender, experiencias por transitar, caminos que recorrer.


Ale Flores
6 de septiembre de 2021
La Merecida
En mi oficina









jueves, 2 de septiembre de 2021

Ver para creer, sentir para aceptar


Trabajar con las energías permite entrar en contacto con las energías de los demás, cuando empecé mi camino como Reikista y me di cuenta que mientras pasaba Reiki estaba en contacto directo con las energías de las personas que lo recibían, sabía que estaba trabajando dentro de ellas y que mi responsabilidad era tan grande que nada mas importante podía suceder en ese momento, no me permitía que nada atrajera mi atención ya que en ese universo éramos esa alma y la mía unidas en la luz, sanando en la luz. Pero el ego quiere pruebas, necesita ver, entonces un día mientras pasaba Reiki sentí que la conexión era tan intensa que si desde mi energía le pedía a la energía de esa persona que hiciera algo lo haría sin dudar, así fue como abrí los ojos y mirando su pie derecho le dije a su energía que noviera ese pie y el pie se movió. Sinceramente no me sorprendió que sucediera eso, sabía que sucedería, fue tal la certeza que solo lo hice un par de veces y no necesité hacerlo más, no era necesario probarme, mi ego ya lo había comprendido y no era algo que debía demostrarle a nadie. Pero un día estábamos en la pileta con mi hermano Mariano y hablábamos sobre la energía y las conexiones con las almas, como era costumbre mi perra Felicia me miraba atentamente desde el borde, Felicia nunca se alejaba de mi cuando estaba en la pileta o en el mar. En un momento le dije a Mariano que observe algo, la miré a Felicia y le dije “ponete de perfil”, y la perra lo hizo, Mariano no lo podía creer y pensó que era casualidad, por lo que me pidió repetir la prueba y me negué, le explique que podría repetirla varias veces y su ego siempre le atribuiría el resultado a otra cuestión, con lo cual, estaba en él creer o no.

Las pruebas son para el ego, el ser cree, confía, aunque a veces, como humanos necesitamos ver para creer, cuando es así nuestro ser superior nos muestra eso que necesitamos para confirmar nuestra certeza, más que una prueba es un regalo de la luz para confiemos y crezcamos.

Ale Flores
2 de septiembre de 2021
En mi oficina










Al crecer nosotros crecen ellos


El camino espiritual no es una carrera, ya que nadie compite contra nadie. Las carreras, (como les llamamos en argentina a las cursadas universitarias), tampoco son una competencia, ya que cada uno las transita a su modo, venciendo sus dificultades, los caminos están hechos para transitarlos.

Decía Juan Manuel Fangio que él ganó muchas carreras porque llegó, y que para llegar fue clave nunca hacer algo que estuviera por sobre su capacidad o la capacidad del vehículo en el que corría.

Hace poco tuve una charla con mi hija que está cursando su primer año de facultad y durante el primer semestre se sintió muy abrumada por las nuevas responsabilidades que esta etapa representa para ella, coincidió también con una conversación que mantuvimos juntos con Guido, mi sobrino, que también cursa una carrera universitaria y lo hace mientras trabaja para costearse sus gastos, en ambas charlas concluíamos en que no importa el tiempo que les lleve o los obstáculos con los que se encuentren, lo importante, es que vean la carrera universitaria como parte del camino de la formación que están obteniendo para sus vidas.

En el camino espiritual tenemos tropiezos, resabios del ego que no quiere cambiar y busca apoderarse de nosotros, de nuestras mentes, atravesar esos obstáculos, observarlos y transitarlos es una parte fundamental en la formación interior, ser conscientes y estar alerta a esas manifestaciones del ego es parte del aprendizaje que vamos obteniendo a medida que avanzamos, cada paso que damos nos transforma y nos ubica en un lugar diferente al anterior, ni más adelante ni más atrás que otro ser que recorre su camino, y aunque el camino que recorremos es el mismo (ya que todos estamos en el sendero de la luz), nadie gana, nadie pierde, todos evolucionamos y lo maravilloso es compartir la evolución de los demás sabiendo que aceptando su crecimiento crecemos nosotros, y al crecer nosotros, crecen ellos.



Ale Flores
2 de septiembre de 2021
La Merecida
Oficina








miércoles, 25 de agosto de 2021

En mi alma hay eternidad

Hay destellos de luz en mi espacio, brillos de las esferas chinas que cuelgan del hermoso alcanfor que cubre este lugar, hay budas que me esperan siempre para recordarme que tengo luz, y también oscuridad.

Hay velas encendidas que recuerdan mi fuego eterno, y música que vibra para hacerme vibrar.

Hay hojas secas que me recuerdan que todo es pasajero, hay símbolos que indican que en el universo todo es simbolismo.

Hay vidas en torno a mi vida, plantas que florecen que indican que la primavera está por llegar.

Hay silencios, cantos de pájaros, hasta hay un zorro que a lo lejos se lo ve pasar.

Hay vida en mi vida, y en mi alma hay eternidad.



Ale Flores
25 de agosto de 2021
La Merecida
Espacio Sagrado
Altar de Fuego
Con Kika y Conny








La calma que había venido a buscar


De nuevo estoy de vuelta, después de tanta ausencia, he vuelto a mi espacio, me vine a encontrar.

A reencontrarme con mi alma, que alcanzando la calma, suelo encontrar.

Me he sentido vacío, y rebalsando de emociones, transite situaciones del mundo terrenal, desde sentirme abatido, cansado, abandonado, pero me supe afortunado cuando me dejé abrazar.

Siempre me exprese mejor en textos que hablando, pero también la vida se ocupó de ponerme ángeles capaces de escuchar mis silencios, de leer mis miradas, darme aliento, respaldo y contención.

Necesitaba escribir, mover mis vibraciones y dejarlas florecer en palabras.

Tal vez este sea un texto que no exprese demasiado, lo que estoy seguro es que este momento ansiado me devolvió a la calma que había venido a buscar.



Ale Flores
25 de agosto de 2021
La Merecida
Espacio Sagrado
Altar de Fuego
Con Kika y Conny









miércoles, 11 de agosto de 2021

Severo 113 abriles



Un día como hoy, hace 113 años nacía en San Pedro, provincia de Buenos Aires una de las personas más importantes de mi vida, mi abuelo Severo.


Severo fue todo, compañero, amigo, consejero, guía, ejemplo, y abuelo. En él encuentro la empatía necesaria para comprender a quienes me hablan con ojos llenos de amor, y con el corazón inflado de sus abuelos, en él también encuentro las mejores imágenes de mi infancia y de los veranos en Mar del Plata.


Severo sigue siendo lo que fue mientras tuvo cuerpo, porque cuando estoy bien, cuando me siento bien, cuando vivo la vida que vine a vivir, la que disfruto vivir me siento más cerca suyo porque sé que es lo que él quiere que suceda en mi vida, y porqué en mi vida conocí a pocas personas que disfrutaran tanto vivir como él ya que no necesitaba nada para ser feliz, y era capaz de construir la felicidad llevando a mi mamá a andar en bicicleta o a mí a “perdernos” caminando por el barrio buscando una heladería para llevarme “a ver como tomaban helado”, ese era mi abuelo, ese es mi abuelo Severo, el de las bromas simples, sanas, el de la mirada cómplice y la sonrisa completa, el que imponía respeto con su presencia, que a todos respetaba y a todos hacía reír con alguna ocurrencia espontánea.


A tu memoria Severito querido, no podía dejar pasar este día sin fijar mis energías en vos, conectarme a tu alma y decirte que te quiero en la eternidad del amor.




Ale Flores
2 de Agosto de 2021
La Merecida
Oficina









QUE EN PAZ DESCANSES ANGELICA SANTACHITA


Hay una corriente de energía que recorre mi cuerpo todo el tiempo, la siento cuando camino, cuando respiro, cuando me despierto. En ella habitan mis emociones, los recuerdos de otras encarnaciones, en ella está la esencia que soy, lo que fui y lo que seré. En ella están también las almas que he amado, los maestros y maestras que me han enseñado, que me ayudaron a ser, entre esos seres esta Angélica, una de las personas más importantes de mi vida, una de las personas que más quiero, que más querré.


Angélica apareció en mi vida al mismo tiempo que el Reiki, es decir que la conocí cuando inicié mi camino espiritual, nos hicimos amigos rápidamente, éramos compinches en la tierra y compañeros en los intercambios ya que ambos nos elegíamos para pasarnos Reiki, ese vínculo se extendió por los años, fue mi sanadora física y espiritual, me dio herramientas para que no tuviera que depender de ella, sin dejar de ayudarme cada vez que lo necesité, incluso hasta hace pocos días cuando ya su cuerpo estaba cansado, cuando ya sabíamos que su vida en la tierra se estaba por terminar.

Esta mañana su energía dejó su cuerpo físico, se elevó llevándose de vuelta junto al padre a ese ser tan especial, la noticia fue un golpe duro, siempre es duro aceptar la partida de un ser querido, pero se fue en paz, como merecía irse, en la calidez de su hogar, en su cama, con su rosario entre sus manos y asistida por el amor de su hija Olga, quien se ocupó de ella sin descanso, hasta el último instante.

Escribo mientras el cuerpo de Angélica llega a su al lugar donde descansará eternamente, al mismo tiempo que acabo de dejar en mi jardín una planta de ruda que me regalaron, Angélica me enseñó a tomar la caña con ruda los 1 de agosto, a juntar el Agua Milagrosa de Jesús cada sábado Santo a las 10 de la mañana, me enseño muchas cosas, pero por sobre todas las cosas me dio amor, mucho amor porque ella es un ser de luz, y los seres de luz solo damos amor a quienes nos aceptan en el amor en el que somos uno.

No puedo evitar que mis ojos derramen lágrimas, ella no quiere eso, pero también me enseñó a dejar salir lo que debe salir, ella sabe que es natural que sienta este nudo en la garganta, y yo se que su paso no es el final de nuestra historia, que su energía eternamente vivirá en la mía, y que en la próxima encarnación nos encontraremos, nos reconoceremos y nos volveremos a amar, será del modo en el que Dios quiera que experimentemos el amor en la tierra, pero será amor, el amor que es puro y que proviene de la eternidad.

Mi querida amiga, maestra, madre, abuela, hermana, compañera, compinche, sanadora, consejera, mi querida Angélica, no me van a alcanzar todas las palabras del mundo para agradecerte tu paso por la tierra y lo que recorrimos juntos, te prometo que honrare toda la sabiduría que me enseñaste siendo lo que me animaste a ser, te prometí jamás olvidarte y sabes que aunque quisiera no podría, estuviste y estarás en mis alegrías, y sé que desde al lado del padre siempre me acompañaras cuando te necesite.

Que en paz descanses mi querida Angélica Santachita, Chola, o sea cual sea el nombre terrenal que tu energía haya habitado en cada una de las encarnaciones vividas, que el amor de Dios este siempre presente en la energía en la que ahora por siempre vivirás.


Alejandro Flores
11 de Agosto de 2021
La Merecida
En mi Oficina.









viernes, 16 de julio de 2021

Kika y Conny


Kika y Conny se me acercan cada vez que abro la puerta y salgo de mi casa, siempre están ahí, esperando, duermen, toman sol, recorren el jardín, toman agua o le ladran a alguien que pasa, pero sea lo que sea que estén haciendo cuando me ven salir vienen a mi lado, me acercan sus cabezas para que las acaricie, compiten entre ellas para ver cual recibe más caricias, no dejan que mis manos hagan otra cosa que no sea acariciarlas. Lo hago, las beso, apoyo mi frente a la frente de Conny, nos conectamos de mente a mente, en silencio le hago saber lo mucho que la quiero, todo lo que agradezco su presencia en mi vida, siento que ese instante salva todo el tiempo que ella me espera.

Kika es más activa, más movediza, ella necesita caricias y se las doy con todo gusto, se tira al piso, se pone panza arriba, se la acaricio hasta que empiezo a hacer algo en el jardín, darle de comer a los peces, encender la parrilla. Hay un momento en el que se relajan y dejan de acercarme sus cabezas en busca de mis manos, se distienden, se recuestan cerca mío y se quedan ahí, simplemente disfrutando de mi presencia.

Si voy hasta algún lado me siguen, cuando entro a mi casa se quedan detrás de la puerta mirándome hasta que mi cuerpo desaparece al subir las escaleras o se va de su campo de visión, ahí vuelven a sus colchonetas a recostarse, se tiran a tomar sol o salen corriendo a ladrarle a alguien que pasa, luego, nuevamente se quedan ahí, esperándome.

Veo el tiempo pasar en sus hocicos que se van llenando de canas, mis chicas fueron creciendo, las hijas de mi hija perra ya fueron adultas, y ahora se empiezan a poner viejas, empiezo a sentir que el tiempo juntos se acorta, la nostalgia de un presente que dentro de poco tiempo será recuerdo me invade. Vuelvo al presente, las veo, me miran, sus ojos me dicen que extrañan mi presencia, y aunque ahora paso más tiempo que antes en casa, para ellas el tiempo nunca es suficiente, siempre me quieren a su lado, acariciándolas, apoyando mi frente sobre la de Conny, o simplemente viéndome cerca mientras con sus ojos recorren el jardín, o descansan sabiendo que yo estoy a su lado.



Ale Flores
16 de julio de 2021
La Merecida
En mi espacio interior











 

jueves, 15 de julio de 2021

Te envié luz


Te sostengo con la energía, vos tal vez no lo sepas, pero muchas veces tu imagen viene a mi mente y te envío luz porque se que la necesitas, porque percibo que la oscuridad ocupa parte de tu mente, que tu corazón está afligido, que tu ego te quiere dominar.

Cuando tu imagen aparece en mi mente, cuando tu presencia aparece en mi, te envío luz y muchas veces eso coincide con un llamado tuyo, con un encuentro “casual” o con que alguien me habla de vos y me cuenta algo que estás atravesando y ahí entiendo porque tu energía buscó la mía y sin saberlo, sin que tu mente sea consciente yo te envié luz.


Ale Flores
14 de julio de 2021
La Merecida









Meditación del 15 de julio de 2021

Feliz cumpleaños


Nos han separado distancias cuando me fui a vivir a otro país.

No ha separado un virus, que no nos permitió vernos por respetarnos, por querernos.

Nos pusieron separar creencias terrenales, pensamientos pasajeros. Pero el amor siempre nos mantuvo unidos, tu amor siempre fue sustento. Me sostuvo en momentos de angustia y soledad. Me sostiene en momentos de incertidumbre y tristeza.

Me recordas el rumbo cada vez que lo olvido. Me mostras el camino, cuando ves que me pierdo.

Desde tu mirada sos capaz de sostener una familia. Con tu sonrisa borras el sufrimiento. Tu palabra siempre es un bálsamo de vida. Tu abrazo nutre, completa, inspira. Tus besos resisten el paso del tiempo.

El amor que irradias es eterno, queda en quienes tenemos el honor de recibirlo, y si bien vos le das amor al mundo entero, somos algunos elegidos los que sabemos que es nuestro.

Hoy y cada día celebro tu vida en mi vida, le doy gracias a Dios por seguirte viendo, por recibir tus mensajes cada día, tus llamados, por compartir momentos.

Que tengas un muy feliz cumpleaños Mirta, madre, amiga, compañera.


Que la vida te de siempre todo lo que mereces, lo que sembraste, lo que seguís sembrando, que te sostenga, por ser nuestro sustento.


Ale Flores
14 de julio de 2021
Para mi mamá Mirta Spagnoletti






martes, 13 de julio de 2021

Que en paz descanses Maria Julia


No hay vacío tan profundo que el que no se puede llenar con palabras, esos instantes en los que nos quedamos mudos, sin poder expresar pensamientos, sentimientos, emociones. Eso es exactamente lo que me acaba de pasar cuando leí sobre el fallecimiento de la hija de un amigo. Un tipo fuerte, robusto, capaz de detener un tren con sus brazos quedó destrozado, su corazón partido.


La muerte siempre es injusta, siempre es difícil de aceptar, de entender. Pero es un camino que a todos nos toca transitar en algún momento como también lo es el de poder sostener a quienes lo transitan, hace algunos años me tocó despedir a mi viejo, si bien su muerte fue anunciada el dolor se sintió profundo y tuvimos que transitar el duelo, a mi me ayudó escribir, conectarme con sus vibraciones para dejar fluir las mías plasmándolas en palabras. En ese proceso entendí el poder sanador de la expresión ante las pérdidas físicas y pude, conectando con la energía de mi viejo, comprender que la muerte es un cambio de estado, que las almas son eternas y sus presencias nos acompañarán por siempre.


Comprendí que el amor que nos dimos en la tierra lo podemos sostener en la unión con el cielo, que podemos unir el cielo y la tierra conectando con sus energías que siempre quieren lo mejor para nosotros, porque si nos amamos cuando tuvimos cuerpo, cómo dejaríamos de amarnos cuando somos solo amor.


El desafío de mi amigo es conectar sus vibraciones a las de su hija, rezarle para que descanse en paz y de ese modo encontrar él la paz, ese es el camino a recorrer. Nuestros seres queridos desde sus vibraciones nos guían para poder transitarlo, ellos reciben a quienes dejan sus cuerpos y los asisten en ese nuevo estado, mientras que nosotros, los que hemos transitado este camino brindamos herramientas como estas para que puedan alcanzar la paz.


Que en paz descanses Maria Julia.


Que mi amigo pueda alcanzar la paz que necesita para volver a sentir en su corazón el amor eterno de su amada hija.




Ale Flores
13 de julio de 2021










martes, 6 de julio de 2021

El cambio es evolución


Hay que adaptarse, la vida es adaptarse y aceptar. La vida está en constante cambio, y el cambio es evolución.


Solo evolucionan las especies que se adaptan a los cambios, las que no lo logran se extinguen.


Lo que resiste persiste.
Lo que no es flexible se quiebra.


El cambio es evolución.




Ale Flores
6 de julio de 2021
La Merecida
Living









lunes, 14 de junio de 2021

Entre nosotros ya no hay distancias


Se va yendo otro 13 de junio sin tu presencia física viejo, otro día en el que cumplirías años, y como todos los años en los que tuviste cuerpo lo pasábamos juntos, hoy te tuve presente en cada momento sabiendo que en algún momento, en algún rincón de mi casa me quedaría solo, en silencio escribiéndole otro texto a tu alma para que nuevamente las letras sean tu cuerpo.


No es casualidad que hoy sea también el día del escritor, otra cosa que nos une, a mi me hace bien escribir, y vos, con palabras supiste darle vida a maravillosas canciones que hoy siguen dando vueltas al rededor del mundo sanando heridas, abriendo corazones, llevando esperanzas.


Este día empezó de una manera diferente, Sere me vino a avisar muy temprano que le había llegado el turno para la vacuna, ¿vos sabes lo que se siente que le den la vacuna a un ser amado en una pandemia cómo está?, y yo inmediatamente pensé en vos, y dije “se la mandó El Monito”, porque sé que a Serena también la quisiste, porque sé que desde el cielo nos seguís cuidando como ese gran padre que fuiste, ese abuelo amoroso que tus nietos recuerdan con tanto amor. Sé que tu presencia es la que me guía en cada momento, veo tu rostro sonreír cuando ves que no escucho tus consejos, porque los dos sabemos que en el camino por la tierra siempre se aprende, y si bien vos siempre me indicas el sendero perfecto, yo a veces me dejo guiar por mi ego que aunque no me lleve a buen puerto, me deja lleno de enseñanzas.


Hoy levanté mi copa al cielo, y con un vino que a vos te gustaba, brindé por tu alma. Hoy es otro día que siento tu presencia, compañero, siempre caminamos juntos, entre nosotros ya no hay distancias.


A la memoria de mi viejo, Juan Alonso “Mono” Flores que hoy cumpliría 77 años.


Ale Flores
La Merecida
Living












viernes, 28 de mayo de 2021

El llamado interior

Todos tenemos una misión que cumplir, hagamos lo que nos corresponde.






miércoles, 19 de mayo de 2021

Este es el momento

Me empiezo a sentir bien después de un año en el que la vida me sacó de mi eje, de mi comodidad, de la zona de confort.

Me costó mucho reconocer que fui yo quien pedí estos cambios, como también salir del lugar de víctima y empezar a ser.

Me costó (y me cuesta), pedir ayuda, pero tengo una familia maravillosa, una madre espectacular, amigos que demuestran serlo en los momentos en los que realmente se demuestra la amistad.

Esta nueva etapa que recién empieza, es parte de los cambios globales que nos afectan a todos, el mundo cambió, y con él llegó el momento de replantearnos ¿para qué estamos?, ¿qué es lo que vinimos a hacer?. Empecé a entender, armé mi espacio adentro mío y dentro de mi casa para atender consultas espirituales, intercalo mis tareas terrenales con mi misión espiritual, doy, porque hace años supe que dando es como se recibe.

Todavía falta, y eso es lo bueno, porque eso indica que me quedan cosas por vivir, motivos por los cuales levantarme cada mañana, almas que necesitan encontrarse con la energía que soy capaz de canalizar.

Todavía hay mentes en las que debo hacer resonar el siguiente mensaje:


Estamos vivos en este momento de la humanidad por algo, porque podemos irradiarles luz a las mentes sumidas en la oscuridad, darles paz a los corazones agitados, darle amor a quienes sienten que el amor se ha ido, sanar a quienes necesitan sanación.


Dios te puso aquí y ahora para algo, sé quién sos, este es el momento.



Ale Flores
15 de Mayo de 2021
La Merecida
Espacio Sagrado
Altar de Fuego
Con Kika y Conny













viernes, 7 de mayo de 2021

Para Amparo


Hace 15 años emprendíamos un viaje de 1000 kilómetros en auto, manejaba mi viejo, me pasó a buscar y salimos con él y los melli, era muy temprano, aún no había amanecido, la neblina en la ruta no nos dejaba ver el camino, pero avanzamos ya que tu llegada ameritaba ese viaje.

Recuerdo los kilómetros que recorrimos, el lugar donde almorzamos, la música que escuchamos y las charlas que mantuvimos, llegamos al atardecer, yo no conocía Mendoza, cenamos y nos fuimos a dormir.

Al otro día fuimos a conocerte, tu mamá estaba internada, sabíamos que todo estaba bien, así que en el horario permitido a las visitas te conocimos, chiquitita, hermosa, soñada.

Nunca olvidaré ese primer encuentro con tu energía, tu pequeño cuerpo irradiaba un inmenso amor.

El viaje fue corto, el domingo volvimos, nunca antes había recorrido tantos kilómetros en auto por tan poco tiempo, tu llegada ameritaba el viaje, estábamos felices de conocerte, y con tu ser en nosotros emprendimos el regreso. Tu abuelo Mono estaba feliz de haberte tenido en sus brazos, de tener una nueva nieta a quien ver crecer.

Parece mentira que hoy cumplas 15 años, soy testigo a la distancia de tus cambios, de tus progresos, de tu vida.
Lamento que esta pandemia nos mantenga alejados, pero agradezco que estés bien, e imagino, a pesar de la distancia, tu sonrisa al leer mis palabras, te escucho decirme gracias, te doy un beso, te abrazo fuerte, te digo cuanto te quiero y sé que lo sabes, como yo sé todo lo que vos me queres.


Felices 15 años princesa.


Feliz vida ahijada de mi corazón.




Ale Flores
5 de mayo de 2021
Para Amparo







"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: