"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

viernes, 24 de septiembre de 2021

Quién


¿Quién caminará mi jardín cuando yo no esté?. ¿Quién alimentará a los peces?. ¿Quién limpiará el estanque?.


¿Quién cuidará las plantas?. ¿Quién le dará gracias a los árboles?. ¿Quién sentirá la energía que habita en este lugar?.


¿Quién recordará mis pasos por la tierra?. ¿Quién buscará mis vibraciones en los sitios que habité?.


¿Quién preguntará quién fui?.


¿Quién conectará con quién siempre seré?.


¿Quién le dedicará una oración a mi alma?. ¿Quién me buscará en una estrella o mirando la luna quién se acordará de mí?.


¿Quién me revivirá en sus recuerdos?. ¿Quién me dará gracias por mi paso por la tierra, por haber rozado su vida, acariciado su cuerpo, o su mente con una palabra?.


¿Quién recordará mi mirada, o el tono de mi voz?.


¿Quién buscará mis textos en mi blog?.


¿Quién pensará quién fui cuando se conecte con lo que he dejado?.




Ale Flores
23 de septiembre de 2021
La Merecida
Después del encuentro de sanación








miércoles, 22 de septiembre de 2021

Aquí


Aquí, donde los peces nadan y esperan mi llegada para recibir su alimento.

Aquí, donde el ángel de las emociones derrama bendiciones para quién las quiere aceptar.

Aquí, donde hay quien piden deseos, proyectan sus sueños, y agradecen su andar.

Aquí, en este espacio soñado, en el que tanto he soltado, y tanto he venido a buscar.

Aquí, donde las palabras sobran, donde el silencio es todo entre el sonido del agua, los pájaros que cantan y se respira paz.

Aquí, donde vive la vida. Donde todo es armonía, donde soy uno con todo y no existe la soledad.

Aquí, en este espacio soñado, que he proyectado, y es realidad.

Aquí.



Ale Flores
22 de septiembre de 2021
La Merecida
Ángel de las emociones
Estanque







martes, 21 de septiembre de 2021

Feliz primavera


Cae la noche del 21 de septiembre de 2021, llegó la primavera, la celebramos viviendo un hermoso día, algo fresco, cielo despejado, hermoso sol. Después de caminar y dar unas vueltas en bicicleta estuve regando las plantas, van creciendo, cada vez que veo la lechuga tengo ganas de cortarla y probarla, se ve deliciosa, la planta de tomates crece, aun no muestra flores, la naturaleza entre otras cosas me enseña a ser paciente, a hacer mi tarea y confiar en las tareas que solo pueden hacer los elementos de la creación. También me enseña que todo es pasajero. Hoy pensaba en eso mientras caminaba, en que como humanos buscamos posesiones, casas, autos, ropas, incluso personas, pero todo es pasajero, hasta nuestro propio cuerpo, llegamos sin nada y sin nada nos iremos, si intentáramos retener la primavera no la disfrutaríamos, si en cambio elegimos vivirla sin dudas la pasaremos muy bien.

La vida nos da momentos, nos ofrece situaciones y personas para compartirlos, para vivirlos, muchas veces en lugar de adentrarnos en esos instantes y simplemente vivir nos centramos en nuestras carencias y dejamos pasar la vida, los momentos se terminan, las personas se van, pasan, y en algún tiempo nos encontramos rememorando situaciones y personas que ya no están, haciendo que se conviertan en nuevas carencias.

Vivamos el presente, es lo único que tenemos, la única certeza es el ahora, no podemos ahorrar estaciones del año, las tenemos que vivir, y por más que alguna no nos guste debemos transitarla igual adaptándonos a sus condiciones, como pasa muchas veces en las relaciones, la vida puede no parecer perfecta, o si, solo depende de nuestra observación. Solo depende de nuestra aceptación.

Buenas noches, feliz primavera.



Ale Flores
21 de Septiembre de 2021
La Merecida
Oficina
19:39 Hs.











lunes, 20 de septiembre de 2021

Gracias a la vida por un día más

Escribo mientras la luna llena del 20 de septiembre empieza a asomarse por sobre un de las palmeras que vive en mi jardín, la observo y pienso en todo lo que ha crecido desde que llegamos aquí, era pequeña, estaba junto a otra y las hice trasplantar, en ese momento no tenía conciencia sobre las plantas, por suerte ambas sobrevivieron y crecieron fuertes, les debe haber gustado el lugar y supieron aceptar mi falta de conocimiento. Ahora soy más consciente del cuidado de las plantas, soy más consciente también del cuidado de los animales y hasta de los insectos. Hace un rato estaba regando, ya está empezando la primavera, fui armando mi huerta luego de haber preparado la tierra durante el otoño y el invierno, la tierra es fértil, esta abonada de manera orgánica con los residuos de nuestros alimentos, de alguna manera fue devolverle a la tierra parte de lo que nos dio.

Antes de regar dimos unas vueltas en bicicleta con mi familia, algo impensado antes de la pandemia para un lunes a las 6 de la tarde, mi hija estaba feliz, interrumpió su momento de repaso de lo visto en la facultad para dar el paseo, ella es muy responsable y no suele dejar eso por nada.

Mientras regaba mentalmente les hablaba a las plantas, me comunicaba con unos aloes que trasplante, los invitaba a vivir felices en ese lugar que había elegido para ellos, a crecer sanos y fueres. Luego extendí ese mensaje al resto de las plantas, les pedí que florezcan, que nos den sus frutos ya que en ellos veremos reflejado nuestro florecimiento y nuestros frutos. Les pedí a los insectos que eviten dañar las plantas que cuidamos, que se alimenten pero sin llegar a hacerlo de manera tal que la planta quede tan debilitada que no pueda sobrevivir.

La luna ya superó la altura de la palmera, veo las hojas recortadas por el reflejo de su luz, el cielo está despejado, casi no hay viento, es una noche perfecta, una hermosa noche para descansar y dar gracias a Dios por la vida, por la salud, por la familia, por la paz, la paz que depende única y exclusivamente de nuestras mentes, tengo motivos para hacerme problemas, pero prefiero usar mi tiempo para trabajar, cocinar, cuidar a las plantas, compartir momentos con mi familia, caminar, andar en bicicleta, acariciar a Conny y a Kika, jugar con Lola y Uma, y si me queda un momento escribir unas palabras para darle gracias a la vida por un día más.



Ale Flores
20 de septiembre de 2021
La Merecida
Oficina









El amor que tenes en tu alma.


Estas viviendo el último capítulo de una serie que cuenta tu vida, no es el final. La vida sigue, las historias se irán acomodando, sé paciente, cuando las cosas se acomoden vas a ver todo con mayor claridad, vas a ver que pasó lo que tenía que pasar, que la resistencia solo trae más sufrimiento, que no se puede dar a quién no está dispuesto a recibir, que dejar ir y soltar siempre es el paso necesario para que quién se tiene que quedar se quede, y quién se tiene que ir se vaya, lo mejor está esperando el momento de encontrarte, preparate para recibirlo abriendo tu corazón, el tiempo va a hacer el trabajo que solo puede hacer el tiempo, cuando llegue el momento y puedas volver a ver el sol, abrí tu corazón aunque pienses que te lo pueden romper, porque un corazón cerrado, se rompe lentamente. Apoyate en las personas incondicionales que te rodean, te aman y te quieren ver feliz, en algún momento te tocará a vos acompañar a alguien con palabras como estás, con abrazos como los que estás necesitando ahora, que estas palabras sean un abrazo fuerte, lleno de amor, el amor que tenes en tu alma.



Ale Flores
19 de Septiembre de 2021
La Merecida
Horno a leña
(Para Ines).

 





viernes, 17 de septiembre de 2021

En manos de Dios


Cae la tarde del viernes 17 de septiembre de 2021, son las 18:31, técnicamente se puede decir que la semana laboral ha terminado, me empiezo a distender, sé que en lo que no he podido avanzar esta semana quedará para la semana que viene, hice todo lo que me prepuse, lo que era mi responsabilidad, lo que corresponde a los otros está en la responsabilidad de ellos, no sé si avance mucho o poco, mi ansiedad me hace sentir que tengo menos actividad de la que quisiera, pero también entiendo que esto me da la posibilidad de compartir tareas con mi familia, cocinar, caminar, ocuparme de las plantas, de los peces, de las perras. Me gusta sentir que trabajo al límite de mis posibilidades, exigiendo mi mente y cuerpo al máximo, me gusta resolver, sentir que las cosas avanzan.

En esta nueva etapa de mi vida debo trabajar la ansiedad, siempre es necesario hacerlo, pero ahora ya no tengo opción y la vida me da la posibilidad de intercalar mis actividades laborales con cuestiones familiares, personales y espirituales. Atiendo consultas, ayudo a quienes puedo y siempre me reservo tiempo para caminar, ese ejercicio que sostengo y me hace bien. También intento tener la regularidad de escribir unas palabras, escribiendo suelto, fluyo, aprendo, viajo, vuelo. Escribiendo me conecto con mis emociones y las dejo fluir, tal vez sea esta una etapa innecesaria para quien lee mis textos, pero para mí es tan necesaria como salir a caminar, trabajar o darme un baño, es una forma de limpiar mi mente, de equilibrar mis emociones, de ponerle fin a una jornada y pasar de una actividad a otra, ahora, por ejemplo me voy a ir a regar las plantas, ya sembré mi huerta para este verano, ahora toca cuidarla y disfrutar sus frutos, luego prepararé la cena familiar, tal vez compartamos una película, tenemos 2 días por delante para descansar, si Dios quiere me reencontraré con mi vieja después de varios días, esa es mi mayor bendición, tener salud, tener familia y un hogar donde compartir buenos momentos, el resto se irá acomodando, yo hice mi tarea, cumplí con mi responsabilidad, el resto está en las mejores manos, está en manos de Dios.

Ale Flores
17 de septiembre de 2021
La Merecida
Oficina








"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: