"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

martes, 4 de abril de 2017

Esta técnica que te regalo hoy


Comenzá a respirar profundo, ya sabes, toma aire por la nariz, retenelo unos instantes y liberalo lenta-mente, suave-mente, no te voy a decir durante cuánto tiempo, ni cuantas veces, trata que no sean menos de 40, pero que sea a tu tiempo, a tu ritmo, te vas a preparar para una sanación.

Si podes encendé un sahumerio, una vela y pone algo de música suave para que las vibraciones del lugar acompañen el cambio de tu vibración.

Seguí respirando un poco más, hasta que sientas que tus pensamientos se frenaron, y que estés en paz.

Lo que te voy a proponer es un baño para tu espiritu, así que te invito a visualizarte frente a una bañera de cuya ducha caiga agua a una temperatura agradable. Entra en esa bañera y deja que el agua caiga sobre tu cabeza y vaya mojando todo tu cuerpo, quedate unos instantes sintiendo el agua caer sobre tu cabeza y desde ella deslizándose por toda tu piel hasta llegar al piso de la ducha, en donde se va por el desagüe.

Empezá a frotar tu cabeza con las yemas de tus dedos, hacelo mientras lees, frota suavemente todo tu cuero cabelludo masajeándolo. A tu tiempo lleva tus manos a tus orejas y con las yemas dales un suave masaje, después llevalas a tu cara, y suave-mente acariciala retirando de ella con la ayuda del agua todas las energías que no necesitas de tus ojos, de tu nariz, de tu boca, de tu frente, lleva tus manos a la nuca y límpiala, al igual que tu cuelo.

Baja al pecho, limpia tu corazón, tus pulmones, tus hombros, brazos, manos.

Limpia tu estomago, tus riñones, tu hígado, tu vaso sanguíneo, tu páncreas, frota donde sientas que temes que retirar energías negativas retenidas, si lo haces de manera consiente tus manos se detendrán donde más tengas que trabajar.

Cuando sea el momento seguí limpiando tus intestinos, tus genitales.

Gira para que el agua caiga sobre tu espalda y sentí como retira todas las energías del pasado con las que ya no queres cargar.

Limpia tus piernas, que te sostienen sobre el planeta.

Tus pies que te permiten avanzar.

Quedate bajo ese chorro de agua todo el tiempo que quieras hasta que sientas que tu cuerpo ya está limpio y tu espiritu limpio estará.

Cuando sea el momento, cerrá las llaves de agua y al descorrer la cortina del baño te estará esperando tu madre, la Virgen Maria con un manto blanco radiante que te ofrece para que seques tu cuerpo. Tomalo de sus manos y envolvete en él.

Quedate todo el día con tu cuerpo envuelto en ese manto, es tuyo. Cada vez que necesites uno la virgen te esperara en tu visualización creativa para entregarte otro radiante del color que necesites trabajar. Hoy es blanco ya que estamos trabajando la pureza.

Mirando a la virgen dale gracias por su manto, el que te colocó muchas veces cuando le pediste protección.

La virgen siempre te está esperando, como te esperará esta técnica que te regalo hoy.


Ale Flores
1 de Abril de 2017
La Merecida
Silla Azul
Espacio Sagrado
Altar de fuego



Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: