"Lo que del corazón sale, al corazón llega"


DIOS ES MAS FUERTE

viernes, 12 de febrero de 2010

Que sea amor

La semana pasada fue muy compleja, el lunes a la mañana un auto atropello a Conny, una de las cachorras que adoptamos, tuvimos que salir corriendo a la veterinaria respiraba mal y olía a sangre, al llegar la cara de la doctora no fue alentadora, para nada, le dio una inyección de corticoide y nos anotó la dirección de un hospital veterinario, hacia ahí salimos, rápido, nerviosos, angustiados, Conny seguía respirando mal, estaba asustada no entendía que había ocurrido.
Llegamos y el veterinario la revisó, tampoco fue muy alentador su rostro, nos recomendó operarla, abrirla para revisar los órganos afectados y determinar el tratamiento a seguir, lo hicimos. Tenia un riñón y un pulmón lastimados, había que esperar para ver como evolucionaba, llevarla al día siguiente para una revisión y continuar los controles durante toda la semana, parecía que todo venia bien hasta que el jueves cuando vomito 3 veces, la llevamos y tenia fiebre, aparentaba parmovirus, una enfermedad que en otra circunstancia podía haber sido un cuadro simple, pero teniendo en cuenta que estaba debilitada por el accidente podía ser letal, de todos modos había poco por hacer, le sacaron sangre y la mandaron a analizar, nos mandaron a casa con ella muy débil, la aislamos de las otras perras y la cuidamos toda la noche.
Gracias a Dios Conita esta mejor, no es parmovirus, se esta recuperando bien y no deberán sacarle el riñón ni el pulmón.
Vivimos una de las semanas más feas de nuestras vidas.
El jueves volvíamos de la veterinaria muy angustiados porque la veíamos a Conny mal, hablando de lo que pasaba mi mujer destaco los gastos que estábamos teniendo por el accidente. Mi primer respuesta fue “por suerte el dinero no es el problema”, y en el momento pensé, ¿por suerte?
Recordé la cantidad de veces que viví problemas económicos y el daño interno que ellos me producían, y ayer, sin sentir ninguna carencia económica, sabiendo que no me faltaría dinero para afrontar cualquier gasto que fuera necesario para su recuperación, entendí que el dinero jamás es un problema, que el problema puede ser un ser querido que se siente mal, que sufre una enfermedad, que no encuentra la salida, pero no el dinero. Entendí que hubiese dado todo el dinero que tengo para volver el tiempo atrás y evitar el accidente, que las cosas no se consiguen con dinero, solo dependen de la voluntad de Dios. La vida te da lecciones y esta fue una.
Nunca el dinero es problema, problema es la falta de amor, problema es esto que vivimos con Conny, ver a alguien que queremos sufriendo y sentir impotencia por no poder hacer más que acompañarla, que darle agua en la boca para que no se deshidrate, problema es no poder entender que Dios es quien determina lo que nos sucede y que por algo suceden las cosas, que lo que tiene que pasar, simplemente pasará. Problema es aprender a vivir la vida sin angustias, sin temores, sin sentirnos solos, sabiendo que la energía de Dios es perfecta y esta por sobre nuestros pensamientos, aunque si bien es verdad que con ellos guiamos nuestro destino, nuestra mente jamás esta por sobre la voluntad de Dios.
Mucha gente me cuenta que esta angustiada por la falta de dinero, los comprendo, lo viví y no se lo deseo a nadie, pero ahora también me toco vivir esto, y me toca acompañar a mi viejo enfrentando una enfermedad tan complicada como es el cáncer, comprendo a horas de mis 37 años que el dinero es un recurso, una herramienta, una energía, que puede proporcionarte muchas cosas, pero no amor, no salud, puede permitirte pagar la mejor medicina prepaga, pero cuando Dios dice “es ahora, llego el momento”, tus bienes materiales quedan en la tierra junto con tu cuerpo y tu espíritu viaja a reencontrarse con la esencia.
Por eso, si estas viviendo carencias económicas, si en tu mente hay carencias de algún tipo, conectate con tu esencia, con tu divinidad, reconocete bajo la gracia de Dios, bajo la voluntad de Dios y eleva tu conciencia por sobre tus problemas y entrégaselos a Dios, recordá la frase de la carpeta de la secundaria "SI EL PROBLEMA TIENE SOLUCION, PARA QUE TE HACES PROBLEMA, Y SI NO TIENE SOLUCION, PARA QUE TE HACES PROBLEMA".
Y viví.
Solo me resta darle las gracias a Dios por haber puesto en mi vida los momentos que viví, ya que son parte de las experiencias que debo atravesar, le agradezco por los “problemas” y por las “soluciones”, le agradezco por la vida, por la salud, por la posibilidad de observar y expresar, por la compañía de mis seres queridos, de mis familiares y amigos que me apoyaron en estos días, eso es lo que realmente no tiene precio, el amor.
Así que si te crees carente en algún sentido de tu vida, recorda que hay algo que no te puede ser quitado, es tu posibilidad de dar amor, esa posibilidad la tenes siempre, esta con vos siempre, estará hasta tu ultima inhalación de aire, hasta el momento que Dios decida tu partida, no dejes pasar tu vida sin vivir el amor, sin dar amor, sin ofrecer tu amor, sin aceptar el amor que Dios te ofrece en cada segundo de tu vida, el cual aunque te cueste verlo corre por tus venas, esta en el aire que acaba de ingresar a tu cuerpo por medio de tu respiración, esta en tu mente si decidís que sea amor.

Gracias por estar.

Mi amor de Dios hacia vos.

Soy Reiki

Yo Soy
Publicar un comentario
"Lo que del alma sale, al alma llega"
Ale Flores

Soy Reiki

"El amor es la religión de la nueva era."

Mi canal de Youtube - Acá podes escuchar mis textos leídos en Pop Radio (FM 101.5)

"Compartir lo que nos hace bien, nos hace bien de nuevo."

Ale Flores

Aqui podes leer y descargar mis libros: